Galaxy S10 con seguridad reforzada: tecnología blockchain y nuevo escáner de huella digital

Samsung año a año continúa innovando para brindar los mejores servicios y dispositivos. La privacidad y seguridad de los consumidores es un pilar fundamental para la compañía y para el desarrollo de cada uno de sus equipos.

Siguiendo la tendencia global, el Galaxy S10 es uno de los primeros smartphones que integran la tecnología blockchain – construido de manera segura dentro de Samsung Knox sin costo adicional – lo que lo hace más conveniente y seguro para que los consumidores administren los activos y servicios habilitados para blockchain. Además, al admitir las API y SDK de blockchain, Samsung facilita la integración de los servicios futuros y la tecnología de socios en Galaxy S10 para crear un ecosistema de blockchain.

Samsung cree en ofrecer innovaciones significativas que tengan un verdadero impacto en hacer que las vidas de los consumidores sean más fáciles. La tecnología blockchain en el Galaxy S10 pone a los usuarios en control de proteger sus activos de manipulaciones o robos no autorizados y es un paso clave para garantizar la total privacidad y seguridad de la identidad personal y los datos de los consumidores.

Cada dispositivo Galaxy se destaca por incorporar tecnología innovadora, marcando estándares para la industria de celulares. Samsung ha demostrado esto año a año con sus avances en seguridad biométrica, el Galaxy S10 es el primer teléfono con escáner ultrasónico de huella digital incorporado debajo de la pantalla. El escáner funciona emitiendo ondas ultrasónicas que mapean el patrón único de su huella digital al sentir los espacios minúsculos entre el dedo y la pantalla. Los datos de esta onda se devuelven al escáner y el chipset principal del teléfono los analiza para determinar si hay coincidencia.

Este sistema cuenta con tecnología 3D contra la suplantación de identidad que aplica un algoritmo basado en el aprendizaje automático a la huella digital en la pantalla para ofrecer un alto nivel de seguridad. De esta forma, el teléfono solo se abrirá cuando se haya registrado la huella digital física y no una imagen de ella. Esta seguridad está respaldada por la primera certificación del mundo para componentes biométricos de la Alianza FIDO, y su funcionamiento se ha probado en las condiciones más desafiantes, incluso en temperaturas bajo cero y bajo la luz solar.

Compartir